CASOS SPYGLASS: Neoplasia biliar papilar intraductal (NBPI)

marzo 18, 2011

INTRODUCCIÓN:

Tal y como comenté hace unos días, por fin llega el primer video de colangioscopia con Spyglass realizado en nuestra unidad. Quiero agradecer a todas aquellas personas que han colaborado en que esta apasionante técnica sea una realidad en nuestro centro. Especialmente al Dr. Vicente Pons, jefe de servicio de Digestivo de recién abierto hospital La Fe de Valencia (uno de las mas prestigiosos centros hospitalarios de nuestro país), la realización de este primer caso, desplazándose a nuestra tierra para ello. A Boston Scientific por su incondiconal ayuda en la puesta en marcha de todos los preparativos necesarios y su adiestramiento en la técnica, y como no, a todos los trabajadores de la unidad de endoscopias del hospital de Poniente (en especial a las enfermeras y auxiliares, por su paciencia y comprensión a mis inquietudes endoscópicas continuas que en no pocas ocasiones, suponen una sobrecarga de trabajo para ellas). También mi agradecimiento al Dr. Gallardo, Dr. Guilarte y Dr. Alcaín por su presencia en el desarrollo de tal evento.

COMENTARIOS:

Recientemente se ha definido una entidad clínica denominada «neoplasia biliar papilar intraductal (NBPI)», de frecuencia muy baja, que puede presentarse como lesión única (papiloma biliar) o múltiple (papilomatosis biliar, cuando aparecen mas de 3 lesiones en diferentes ubicaciones del tracto biliar). Estas lesiones, a priori, son consideradas por muchos autores como una lesión premaligna (riesgo de malignización del 40-50 %), precursora de colangiocarcinomas papilomatosos productores de mucina. Por ello, aconsejan el tratamiento quirúrgico agresivo ante su diagnóstico. No obstante, su verdadera historia natural no es bien conocida. Existen publicaciones en la literatura de casos con muy buena evolución clínica sin tratamiento quirúrgico, usando técnicas endoscópicas (esfinterotomía con dilatación con balón o colocación de prótesis, tratamiento con argón o terapia fotodinámica). Existen algunos factores predictores de mal pronóstico y que pudieran ser indicactivos de tratamiento quirúrgico agresivo: producción de mucina, lesiones múltiples, ciertos marcadores inmunohistoquímicos (MUC-1).

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TRANSLATE