Mucosectomía endoscópica rectal paliativa (caso de Julio Guilarte)

abril 25, 2011

Paciente de 92 años de edad sin AP de interés, diagnosticado
diez meses antes, en otro hospital, de un ca.rectal bajo con estudio de
extensión mediante RMN y TC sugestivo de T2N0M0. El paciente desestimó
cualquier tipo de tratamiento y se desplazó a nuestra localidad. En febrero del
2010 consulta por sensación de ocupación rectal, rectorragia ocasional y
estreñimiento expulsivo, que afectan significativamente a su calidad de
vida.  Le exponemos al paciente los
posibles motivos y las posibilidades terapéuticas, planteándole la opción de
una reestadificación con vistas a plantear un tratamiento oncológico mediante
neoadyuvancia y cirugía. El paciente rechaza nuevamente esa actitud a pesar de conocer claramente su diagnóstico. Le
proponemos la posibilidad de derivarlo a nuestro hospital de referencia para
plantear un TEMS (microcirugía endoscópica transanal) con intención
probablemente paliativa, a lo que nuevamente se niega. Finalmente optamos por
proponerle una opción cercana al TEMS pero realizada con endoscopia flexible,
lo que hemos denominado mucosectomía paliativa, que podría ser útil en el
alivio de sus síntomas.  Dicha
exploración se realiza en marzo del 2010 mediante técnica de mucosectomía
simple con elevación de la lesión mediante inyección sublesional submucosa con
una mezcla de suero fisiológico, adrenalina 1:100.000 y 2 cc de azul de
metileno en diferentes momentos (inyección-corte-inyección), utilizando un asa
de polipectomía ovalada de 27 mm multifilamento (Captivator BSÒ) y
corriente mixta endocut (ERBE ICC200 ®). Sobre la zona en la que no se produjo
elevación de la lesión, sospechosa de invasión submucosa, realizamos resección
de masa seguida de ablación mediante argón plasma. La amplia masa tumoral
ocupaba unos 70 mm de largo (distalmente contactaba con una columna de Morgagni
y proximalmente rebasaba la válvula distal de Houston) por 45 mm de ancho. Uno
de los momentos más complejos de la resección fue la necesidad de realizar
parte de ésta mediante retrovisión para poder extirpar la porción situada por
encima de la válvula de Houston distal.
En el último control realizado hace un mes (un año tras la
primera intervención), el paciente se mostraba satisfecho con el resultado,
habían mejorado las molestias referidas y se realizó un nuevo podaje por
crecimiento tumoral.
 
 
 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TRANSLATE