Manejo del cáncer rectal precoz (Eva Martínez 2016)

marzo 21, 2016

COMENTARIOS:

Dentro del plan integral Cáncer Colorrectal que la unidad elaboró el pasado año 2015 la UGC de digestivo de nuestro centro (Dra. Sara Reina Serrano) existen varias lineas estratégicas de desarrollo. Una de ellas sin duda, es el diagnóstico precoz del cáncer rectal aplicando las modernas herramientas que nuestra unidad dispone y el manejo que esta neoplasia requiere. Hay muchos puntos controvertidos en este tema que la Dra. Eva Martínez Amate nos aclaró el pasado 14 de marzo con esta exhaustiva y excelente revisión. Ha tomado como referencia los últimos documentos bibliográficos existentes al respecto. No obstante, yo tengo algunos cuestiones que a pesar de la guía elaborada, creo que se deberían revisar (en mi humilde experiencia). La revisión entra de lleno en la correcta elección de la técnica terapéutica adecuada que hoy día no son pocas. Entre ellas se encuentra la mucosectomía (EMR) y la disección submucosa (DSE). Se adjunta la presentación ubicada en slideshare para poder ser descargada gratuitamente.

3 comentarios

  • frgaro marzo 21, 2016en8:13 pm

    Estoy de acuerdo en que hay controversia en este tema y las recomendaciones. Todo ellos asumiendo además que no estamos formados (y además en muchas ocasiones no disponemos del material) para un estudio completo de la lesión que ayude a la decisión.

  • frgaro marzo 27, 2016en10:26 am

    De acuerdo contigo Julio. Como reflexión (que ya conoces) solo decir que no está nada claro que las recomendaciones para extirpar lesiones precoces sean del todo como se expone en la presentación. Concretamente me refiero a lesiones planas con morfología 0-IIa, > 2 cm pero aspecto granular homogéneo (LST-G) de la clasificación de Japón. Estas lesiones casi todas (incluso de hasta 4 cm), se pueden resecar con garantías con pEMR. Por otro lado están las lesiones 0-Ip e incluso 0-Is, donde el consenso seguido en la presentación dice que si son > 2 cm, también deben extirparse o por ESD o cirugía (no estoy del todo de acuerdo). Finalmente, se te pueden dar el caso de lesiones 0-IIa con morfología no b¡granular (LST-NG) o mixtas (LST-G con nódulos), > 2 cm, donde puede parecer un poco exagerado que tengas que recurrir a la cirugía si no dispones de ESD. La pEMR quizás tenga opciones razonables (habría que discutir esto con los pacientes también). En fin, un tema muy candente y muy bonito a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TRANSLATE